¿Cuándo han dicho que vienen?

Marea 8M
La marea del 8M inunda Madrid. Foto: Carmen Barrios

El ocho de marzo millones de personas -en su inmensa mayoría mujeres- salieron a las calles y plazas a lo largo y ancho de Europa -por no hablar de otros continentes- a decir(nos) que hay mucho por cambiar, que es urgente y necesario hacerlo y que el riesgo de involución existe si no se continúa la marcha de manera activa por la senda del feminismo, de la igualdad. En estos temas no hay parálisis que valga, o se evoluciona o se involuciona.

¿Va a tener la sociedad hispana, llevada de la mano de esas mujeres, la ambición y, sobre todo, la generosidad de aceptar conscientemente su posición de vanguardia democrática en Europa?Al norte de los Pirineos la cosa está cada vez más fea y alguien tiene que sacar a Europa del atolladero. Le toca a las mujeres españolas, ¿cuándo han dicho que vienen?

Me raya el patriarcado
Me raya el patriarcado. Foto: Carmen Barrios

La jornada, que había de tener un carácter marcadamente transnacional, discurrió sin embargo de manera notoriamente distinta según los lugares y las sociedades. Mientras en sitios como Alemania o Suiza los actos celebrados -que los hubo y no fueron pocos- apenas dejaron huella en la memoria colectiva o en los noticieros, en España no sólo marcaron el día, sino, muy probablemente, buena parte de la discusión y de la acción social y política de los meses (¿años?) venideros. La sociedad española, llevada de la mano de una parte sustancial de sus mujeres y (espero) un número creciente de sus hombres, se regaló una jornada especial, distinta, de vanguardia democrática, y se demostró a sí misma que, cuando se lo propone, es capaz de liderar la senda de la transformación social. El típico discurso de “hay que hacer como los alemanes/franceses/ponga ud. aquí el país de su entorno que prefiera” y el “¿cómo vamos a hacer eso, que no se hace en ninguna parte?” quedó, por fin, en el contenedor de la basura. Esta vez se impuso el convencimiento de que, cuando se trata de construir una sociedad mejor y, lo más importante, de que es posible hacerlo, hay ocasiones en que toca ser vanguardia y no ir a rebufo. Va a ser duro, largo y difícil, pero está al alcance la mano.

La Movilización feminista del 8M impuso el convencimiento de que, cuando se trata de construir una sociedad mejor y, lo más importante, de que es posible hacerlo, hay ocasiones en que toca ser vanguardia y no ir a rebufo.

El mensaje era sencillo: sin respeto real -y no sólo formal-, tanto en lo individual como en lo colectivo, al principio de igualdad entre las personas no hay sociedad que pueda calificarse de verdaderamente democrática y libre. También quedó claro que -por suerte- la involución no es una opción a considerar y que, si se impone, será sólo tras una lucha a sangre y fuego. Visto desde fuera, surgen preguntas: ¿Va a tener la sociedad hispana, llevada de la mano de esas mujeres, la ambición y, sobre todo, la generosidad de aceptar conscientemente su posición de vanguardia democrática en Europa? ¿Va a decidirse a abrir camino -¡desde abajo!- y sacar al resto del continente del pozo en el que se está metiendo dando vía libre al miedo, al egoísmo, al odio? Con la huelga y las manifestaciones del ocho de marzo las mujeres residentes en España dejaron claro que, si se deciden, son capaces de marcar el paso. Al norte de los Pirineos la cosa está cada vez más fea y alguien tiene que sacar a Europa del atolladero. ¿Cuándo han dicho que vienen?

Enrique Corredera Nilsson
Acerca de Enrique Corredera Nilsson 13 Articles
Historiador. Del Mediterráneo al Báltico, Europa es mi casa. Por vocación me dedico a analizar el pasado, pero lo que más me gusta es pensar el futuro para construir el presente. De momento lo hago a medio camino entre una y otra mar, a la orilla de un tercero, el de Suabia”

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar