La mujer en los medios de comunicación y ocio

mujer usar y tirar
Usar y tirar. Foto: Carmen Barrios

El 25 de noviembre fue el día internacional contra la violencia machista y volvemos a ver en encuestas de los medios realizadas entre hombres jóvenes, que estos ven normal la dominación y el control de la pareja, e incluso la violación como algo natural en las relaciones entre los sexos.

Para superar el machismo patriarcal, que considera a la mujer inferior y como una propiedad particular de los hombres, es necesaria una educación social, no solo en el parvulario, primaria, secundaria y superior, es imprescindible acabar con el uso y abuso del cuerpo de la mujer como elemento erótico publicitario.

El abuso de la imagen femenina como elemento erotizante está presente en la mentalidad del hombre actual, cosificando el cuerpo femenino en el imaginario machista, como objeto de uso impersonal e inerte para su satisfacción y goce

El cuerpo de la mujer se utiliza, no solo como elemento central erótico en cine, televisión y revistas, en juegos digitales y cine fantástico, sin ninguna clase de limitación  o censura. Bellas mujeres son la imagen para anunciar automóviles, sobre todo de lujo; para anunciar perfumes, cosméticos, galletas y toda clase de productos, sean de uso masculino, femenino e incluso infantil.

Este abuso de la imagen femenina como elemento erotizante, no cabe la menor duda que influye y está presente en la mentalidad del hombre actual, cosificando el cuerpo femenino en el imaginario machista, como utilizable  como algo impersonal e inerte para su satisfacción y goce.

Desde la literaria imagen de Venus Afrodita emergiendo de las aguas, plasmada en esculturas antiguas y modernas, el rapto de Europa, representada por una hermosa mujer, raptada por un toro -animal totémico en el imaginario machista tradicional- hasta las descripciones y imágenes de artistas, poetas y escritores actuales, la mujer es elemento utilizable en el relato erótico histórico-artístico, no solo europeo, sino mundial.

No se pondrá fin a esta explotación del la imagen de la mujer hasta que se haya derrotado y superado el sistema capitalista que hoy domina las relaciones humanas

Sería necesaria una auténtica revolución cultural para acabar con esta constante, tan común en la explotación mercantilista del capitalismo dominante. No se pondrá fin a esta explotación del la imagen de la mujer hasta que se haya derrotado y superado el sistema capitalista que hoy domina las relaciones humanas, sistema que por otra parte, amenaza con acabar, incluso no solo con la humanidad, si no con la misma vida en el planeta TIERRA.

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar