Las principales aportaciones de España en el s.XVI: la abolición de la esclavitud y la Casa de Contratación de Sevilla

Sevilla siglo XVI
Imagen de Sevilla en el siglo XVI

El capitán de la nao que remontaba el Guadalquivir vio la Torre del Oro por su catalejo y respiró tranquilo. Después de una azarosa navegación de más de un mes y medio por las agitadas aguas del Atlántico se había tenido que enfrentar a la barra de arena de Sánlucar de Barrameda para adentrarse por el río Guadalquivir

Las naves que venían de las Indias lo hacían tan cargadas de mercancías que tenían enormes dificultades para maniobrar ante ese enorme brazo de arena móvil, que se acumulaba en la desembocadura del Guadalquivir. Tan solo un par de años antes, en 1541, había sido la tumba de su amigo Juan de Ipesticu, capitán de La Trinidad.

Los funcionarios reales de la Casa de Contratación de Sevilla no solían ser gente amable. Todos los capitanes que venían de las Indias eran sospechosos, tan solo hacer escala en las Azores era sinónimo de contrabandista. Cierto era que los barcos que tenían que esperar en la bahía de Cádiz a que pasara alguna tormenta para poder remontar el Guadalquivir podían observar con claridad como en las azoteas de las casas de los comerciantes se desplegaban banderas que indicaban que aquellos que habían financiado los fletes tenían prestas las chalupas para adentrarse en las frías aguas al anochecer y recoger sus mercancías sin tener que pagar los impuestos, un 20% del valor total de la mercancía transportada, que imponía la Casa de Contratación.

Curiosamente quién cuarenta años antes, en 1503, había creado la mayor institución pública del Reino de Castilla había sido un portugués, Álvaro de Braganza. Este noble portugués había huido de la corte lusitana por el enfrentamiento de la familia de Braganza con Juan II, que terminó con la ejecución del Duque de Braganza en Évora. Alfonso de Braganza, que fue amigo y socio de Cristóbal Colón, importó el modelo de la Casa de Mina y Tratos con Guinea que estaba establecida en la plaza del Comercio de Lisboa.

Funciones de la Casa de Contratación de Sevilla

Las principales funciones de la Casa de Contratación, sita en las Atarazanas de Sevilla aunque luego se traslado al Alcazar, eran servir como punto de almacenaje de las mercancías que fueran transportadas entre los territorios de la Monarquía y el Nuevo Mundo y desempeñar el rol de institución principal y rectora del comercio con las Indias desde el punto de vista fiscal. Durante casi tres siglos administró el comercio marítimo con las Indias y gestionó los monopolios reales, por lo que fue el principal instrumento de financiación de la Corona de Castilla.

Pero también fue un organismo científico, etnográfico, cartográfico, geográfico e historiográfico  de primer orden. Fue el principal centro de enseñanza náutica de Castilla, allí se formaba a los pilotos para los viajes a las Indias bajo la autoridad del Piloto Mayor, el primero fue Américo Vespucio, también lo fue Sebastian Caboto, hijo de Giovanni Caboto el marino ingles que llegó al continente americano antes que Cólon. Era obligatorio entregar allí informes y “relaciones” que sobre lo descubierto, lo que dio lugar en 1785 al Archivo General de Indias, que hoy en día conserva unos 80 millones de páginas de documentos originales instalados en ocho kilómetros lineales de estanterías.

También fue el principal centro de poder de la América hispánica, ya que allí se decidían los nombramientos más relevantes de las autoridades coloniales.  La Compañía de Las Indias Orientales creada en 1600 por la reina Isabél I de Inglaterra era una asociación de mercaderes privados.

Por eso España, a diferencia de Inglaterra, no desarrollará una política mercantilista en relación con las Indias. Las Leyes (Acts) de Navegación adoptadas por Inglaterra a partir de 1651, y que estuvieron vigentes dos siglos, monopolizaron el comercio del Imperio Británico en favor de la flota de su metrópoli y de sus comerciantes, por eso prohibieron cualquier desarrollo industrial de las colonias que pudiera competir con las producciones inglesas. España, por el contrario, permitió, e incluso, se fomentó la producción de manufacturas en las colonias americanas, aunque hicieran la competencia a las de la propia metrópoli. De esta forma las colonias inglesas, a diferencia de las españolas, fueron sometidas a un fuerte atraso económico, social y cultural.

España, al contrario que Inglaterra, permitió y fomentó la producción de manufacturas en las colonias americanas, aunque hicieran la competencia a las de la propia metrópoli.

La Casa de la Contratación de Sevilla fue aumentando el número de sus funcionarios, a medida que fue incrementándose también la importancia del tráfico americano, contó con numerosos oficiales de contaduría, y escribanos que hicieron de esta institución una de las más complejas de todas las existentes en España, una especie de Ministerio de Comercio Exterior y de Colonización, muchos de los colonizadores gozaban de salario a cargo del tesoro, Servicio de información y espionaje que custodiaba la escasa y preciada cartografía del Nuevo Mundo, y Universidad del Océano, como gustaba llamarla a Pedro Martín de Anglería.

También fueron funcionarios de la Casa de Contratación los que dieron el visto bueno a la expedición de Magallanes y Juan Sebastián Elcano que en 1521 salió de Sevilla y circunnavegó por primera vez el globo terráqueo, si no se consiguen pruebas documentales de que el famoso almirante chino Zheng He lo hiciera un siglo antes comandando una colosal flota del Tesoro.

Si bien don Álvaro de Braganza había autorizado la toma de caribes como esclavos en el año 1500, posiblemente en connivencia con Colón que ya en su primer viaje había anotado con fruición las enormes posibilidades que las nuevas tierras ofrecían al comercio de esclavos por su escasa belicosidad y buena disposición. En 1503 Isabel La Católica autorizó por Real Cédula prender a caníbales de las islas de San Bernardo, de la isla Fuerte, del puerto de Cartagena de Indias y de isla de Barú. Resulta evidente que los funcionarios de la Casa de la Contratación no podían discernir el origen de los esclavos indios que se desembarcaban en el puerto de Sevilla.

Las Leyes Nuevas aprobadas por Carlos I en 1542 y 1543 consideraron a los indios como hombres libres que no podían ser esclavizados ni sometidos a trabajos penosos y prohibieron la creación de nuevas encomiendas, repartimiento de tierras y hombres entre los colonizadores, y disolvieron de inmediato las de eclesiásticos y oficiales reales.

Tuvieron que pasar varios años para que se tomaran en consideración las propuestas del religioso español Fray Bartolome de Las Casas, que ya en 1502 había estado en La Española (Santo Domingo), con apenas veintiocho años, y había visto in situ la explotación, humillación y masacre a la que Colón, y los colonizadores, que estaban bajó su jurisdicción, sometían a los habitantes originales del Nuevo Mundo.

Por eso el capitán de la nao que acababa de llegar al puerto de Sevilla no traía esclavos. Las Leyes Nuevas aprobadas por Carlos I en 1542 y 1543 consideraron a los indios como hombres libres que no podían ser esclavizados ni sometidos a trabajos penosos y prohibieron la creación de nuevas encomiendas, repartimiento de tierras y hombres entre los colonizadores, y disolvieron de inmediato las de eclesiásticos y oficiales reales. En las Leyes Nuevas se decía: “Que no hubiera causa ni motivo alguno para hacer esclavos, ni por guerra, ni por rebeldía, ni por rescate, ni de otra manera alguna” y “que los esclavos existentes fueran puestos en libertad, si no se mostraba el pleno derecho jurídico a mantenerlos en ese estado”.

Para la aprobación de la Slavery Abolition Act (Ley de abolición de la esclavitud) por parte del Parlamento ingles hubo que esperar casi tres siglos, en 1833.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Bruno Estrada
Acerca de Bruno Estrada 30 Articles
Economista. Adjunto al Secretario General de CCOO. Miembro de Economistas Frente a la Crisis y del Consejo Internacional de Economía de PODEMOS.

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar