Mendiluce

Mendiluce
José María Mendiluce

Me disponía a probarme mi nuevo uniforme militar, ese que nos cose a la medida el pacto antiyihadista cuando recibo la noticia.

Conocí a José María personalmente de una manera algo peculiar: abrazado, yo, a un ciprés en la plaza de Santa Ana madrileña. Corrían tiempos “manzaniles” en la capital y un árbol no significaba más que una molestia.

Él había decidido ser alcaldable a las municipales del 2003 y yo, que le admiraba desde la distancia, decidí que hora era de militar por una causa que entendía perdida, pero que me resultaba apetecible.

Mendiluce era brillante, cautivador, distinto: un homo antecesor de las gentes del 15 M.

Tierno Galván fue mi alcalde y siempre soñé con el filósofo Aranguren como otro buen candidato, José María era más joven pero podía valer en mi imaginario fantasioso.

Los chicos/ chicas Mendiluce éramos pocos, pero con un buen rollo descomunal. Cabíamos las más de las veces en mi salón para comer. Aquello era una fiesta.

Luego llegó la realidad.

La izquierda del establishment nos sitió y hasta Sabina no nos pasó ni el micrófono en una memorable reunión de intelectuales por el cambio en el Círculo de Bellas Artes

Ni el apoyo de Daniel Cohn Bendit hizo que la prensa nos diera cuartelillo.

No conseguimos ni medio concejal.

Y José María, que había hipotecado una casa familiar, se vino abajo.

Pasó a mejor vida políticamente hablando.

Se decidió que el país tenía políticos de altura de sobra y que alguien como él estaba de más.

José María Mendiluce significó para algunos el soplo de aire fresco que necesitaba con urgencia España, pero el chamberilero de origen euskaldun no encontró acomodo.

Pura vida.

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar